martes, 2 de abril de 2013

Mollejitas de pollo en Wok

Que me gusta la casquería es publico y notorio, no se cuantas recetas llevo publicadas con ella, para mi, que me gusta el solomillo como al que más, hay veces que  lo cambio si delante de mi, tengo un plato como este sin dudarlo y además estoy un poco harta de tanto bacalao.
 
Normalmente hago las mollejitas con salsa de verduras y en cantidad suficiente para sacar la mitad para arroz, tomate, papas o lo que se tercie, al Jeréz, obligadas en mi casa, pero esta vez tenia prisa y pocas ganas de estar en la cocina. la cintura de vez en cuando me pega sin piedad  y además hacia un día de perros y me apetecía estar tirada en un sillón leyendo en vez de en la cocina, así que una receta de urgencia. Y cuando pasa eso, adonde echo mano? a mi olla a presión y  a mi Wok.

 Esta ve le ha tocado a el y mirad que cosa a salido más buena sin apenas trabajo ni ingredientes.

Había descongelado mollejitas, que como las venden limpias son de lo más practicas, las compro en el mercado al peso, de todas formas hay que repasarlas y limpiarlas hasta que queden como una patena.

Quedaron tiernas, pero no blandas (no puedo con esa textura en la casquería) melosas y sabrosísimas, una autentica delicia, para los que no se han atrevido nunca a comerlas, que piensen que son trocitos de carne de cordero por ejemplo y las pruebe, no se arrepentirán.

Ingredientes

 1/2 Kg. de mollejitas de pollo
Cebolla deshidratada
Ajo deshidratado
Pimienta negra
Caldo de pollo en polvo
Vino blanco
Salsa de soja
Tomillo fresco
Aceite de oliva Virgen Extra

Después de haber lavado las mollejitas de pollo, las troceamos en dos o tres trocitos cada una, ponemos el Wok al fuego y cuando esté muy caliente ponemos un poco de AOVE y la rama de tomillo (cuidado que salta), incorporamos las mollejitas y salteamos poniendo la pimienta negra recién molida
Cuando haya cambiado de color, añadimos un poco de la cebolla , el ajo y el caldo de pollo, seguimos moviendo para mezclar y le incorporamos un chorrito de salsa de soja, volvemos a mezclar.
Dejamos que se conozcan todos los sabores y le añadimos el vino blanco, todo esto lo habremos hecho a fuego muy vivo, a partir de aquí, bajamos al mínimo y dejamos tapado hasta que se haga ella solita, probando de vez en cuando.
Deben quedar tiernas pero no blandorras, que se note la textura que tienen y con un poco de la salsa espesa que queda en el fondo del Wok.
Como ya os he dicho que estaba un poco mucho perrilla, las emplaté con patatas chips, no lo hago mucho, pero de vez en cuando están buenísimas y son muy prácticas.

Espero que las probéis así, si no con mollejitas con cualquier otra carne a daditos sale rica y es muy fácil.

Nota: La cebolla y el ajo deshidratado lo consigo en Carrefour en la sección de frutas frescas, en unos cucuruchitos que están en un expositor con un  montón de especias diferentes, han sido todo un descubrimiento.


INMOBALIA - C/ CORRAL DE LOS OLMOS Nº 1 , 41015 - SEVILLA - TFN: 955 51 52 52 - INMOBALIA

Entradas populares

Archivo del blog

Espárragos

Berenjenas

Mayo 2014: La Trucha

Junio 2014 - Pasta

http://issuu.com/recetarioaragones/docs/la_pasta/9?e=4033801/8214383

Octubre 2014: Sardinas de Cubo

Alubias

ebook de invierno Recetario Mañoso

Recetas de Primavera 2015. Recetario Mañoso

Recetario de verano 2015 Recetario Mañoso

Otoño'15: Tenera de Aragón, Alubias y Chocolate

las recetas de invierno en el Recetario Mañoso

Recetario Mañoso de Primavera 2016

Invierno'17: El cocido y su reciclado