lunes, 25 de marzo de 2013

Bacalao con tomate

Estamos en plena Semana Santa, ya he visto que en la mayoría de los Blog que visito tenían uno de los platos estrella de estos días, así que como es obligado, aquí os dejo el mio.

Este, está sacado de un libro muy curioso, de un guitarrista muy famoso, que no se yo que es lo que hacia mejor, si tocar la guitarra, guisar o comerse lo guisado, otra de las cosas que hace de una forma sublime es contar historias con una gracia y un duende que no se puede aguantar, este guitarrista no es otro que Félix de Utrera y el libro en cuestión "La cocina flamenca, memorias y guisos" 

Está lleno de chascarrillos, historias divertidisimas y recetas sevillanas de las de toda la vida, fáciles y muy baratas, pero no por eso menos ricas. Si lo podéis encontrar os recomiendo que lo leáis, para mi es un referente en mi cocina de todos los días y además por más que leo sus historias siempre termino llorando de risa.

Creo que viendo la foto de la portada os podéis hacer una idea más clara de lo que hablo.
 Esta creo que es la manera más sencilla de hacer este plato, pero os prometo que está igual de rico que otras preparaciones más elaboradas. El sabor del bacalao se aprecia en todo su esplendor.

Ingredientes 
 
Bacalao fresco 
Salsa de tomate
Laurel
Orégano
Sal


Lo primero que tenemos que hacer el cortar el bacalao, yo lo hice en tres parte y para este plato he utilizado la mas noble, el lomo y la ventresca.
Aunque no se aprecie mucho era enorme y preciosa la piel que tiene, donde guarda uno de sus secretos, la gelatina con la que luego se puede hacer un pil-pil para chuparse los dedos.
Limpiamos el lomo quitándole la piel y lo desespinamos bien
Ponemos en una cazuela, la salsa de tomate, si es casera mejor, si no una de lata, natural triturado, esta concretamente sola, aunque la hay con cebolla. Le ponemos el laurel, orégano y sal y dejamos que se haga a fuego muy suave.
Una vez que esté hecha la salsa metemos los trozos de bacalao
Los undimos bien en la salsa  y apagamos el fuego, tapamos la cazuela y el calor residual hará el resto.
Solo queda servirlo bien caliente y adornado con una ramita de hierbabuena
Mirad como se sueltan las lascas de bacalao
Justo en su punto, con el calor del tomate no hace falta más tiempo. Como diría Félix de Utrera una manera fácil  de preparar ese animal divino que nuestros antepasados llamaron Pez Palo.
Por supuesto se puede hacer con bacalao seco y desalado, pero la receta se complicaria un poco más y como estamos en temporada, seria un pecado no aprovecharse de el fresco, no os parece?

Intentaré publicar las dos recetas más que hice con este bacalao, pero sientiendolo (entre comillas) mucho,  estaré "Missing" hasta que termine esta lluviosa Semana Santa, prometo visitaros a todos y cada uno de vosotros, amigos, cuando llegue el lunes que viene. Feliz Semana Santa a todos. Pasadlo lo mejor que podais. 
Un besito a todos.

INMOBALIA - C/ CORRAL DE LOS OLMOS Nº 1 , 41015 - SEVILLA - TFN: 955 51 52 52 - INMOBALIA

Entradas populares

Archivo del blog

Espárragos

Berenjenas

Mayo 2014: La Trucha

Junio 2014 - Pasta

http://issuu.com/recetarioaragones/docs/la_pasta/9?e=4033801/8214383

Octubre 2014: Sardinas de Cubo

Alubias

ebook de invierno Recetario Mañoso

Recetas de Primavera 2015. Recetario Mañoso

Recetario de verano 2015 Recetario Mañoso

Otoño'15: Tenera de Aragón, Alubias y Chocolate

las recetas de invierno en el Recetario Mañoso

Recetario Mañoso de Primavera 2016

Invierno'17: El cocido y su reciclado