miércoles, 13 de junio de 2012

"Petisco" de costillas de sardina con papas al cilantro


Que las sardinas están buenas en esta época del año ni se duda, que yo por ejemplo hoy me pienso poner "morá" de ellas asadas y acompañadas con gazpacho  tampoco lo dudo jejeje, pero no suelo ponerlas de otra manera excepto fritas las malagueñas y que se pueden hacer de mil formas aunque yo no las sepa, pues tampoco se duda.
El otro día viendo la tele, no se que programa era pero salio un restaurante de Lisboa y hablaban de que en Portugal también se estilan las tapas como en mi tierra y por el sur más.
Hablando de "Petiscos" que es como ellos dicen a las tapas, quisieron demostrar sobre la marcha algunas de las más conocidas y en un momento montaron esta,  mi Pedriyo y yo babeábamos al unísono viéndola  ! Ay omá que rica! jajaja.
El secreto solo está en que las sardinas estén extremadamente frescas y que  las papitas preferiblemente sean frescas pero poco más.
Os dejo la receta y estoy segura que esta la hacéis si ó si, os garantizo que nos encanto y que se repetirá muchísimas veces en casa.
Otra cosa que me llamo la atención es que al estar las sardinas desespinadas ellos le llaman costillas, pero como diría mi hermana Mª José  yo no le he visto nunca las costillas a una sardina, pero en fin eso son minucias con lo que viene ahora.

Ingredientes para 4 personas
1 Kg de sardinas muy frescas
1/2 Kg. de papitas frescas para cocer
2-3 dientes de ajo
1 ramo de cilantro fresco
2 limones
Harina de maíz
Aceite de oliva
Vinagre de vino blanco
Sal 
Lo primero que tenemos que hacer es limpiar de tripas las sardinas.
Se ven frescas verdad? Una me dio un "bocao" cuando iba a sacarle las tripas jajaja
A continuación les quitamos la cabeza y la raspa central y las dejamos abierta y planas en un recipiente que tenga tapa.
Una cosa que quiero destacar es que en ningún momento debemos mojar las sardinas con agua, bueno, ni las sardinas ni ningún pescado, estando fresco no es necesario, si tiene alguna telilla o resto de tripa se limpia con un papel de cocina y listo, el agua tiende a ablandar los pescados y quitarles parte de su maravilloso sabor.
(Ningún pescadero  antiguo hubiera mojado el pescado, pero ahora con esos grifos enormes te lo empapan y si los dejamos se lleban todo lo bueno)
Sacamos el zumo a los limones y le quitamos las pepitas.
Ponemos una capa de sardinas y una poquita de sal (poca) y encima un poco del limón, así tantas capas como sardinas tengamos y terminamos con la ultima puesta boca abajo para que la carne de la sardina macere bien con el limón.
Las dejamos en el frigo por lo menos 4 horas tapadas.
Este es el cilantro que he podido conseguir, me hubiera encantado una maceta pero no me ha sido posible, de todas formas venia fresquito.
Cocemos las patatas lavadas y cepilladas pero con piel en agua salada y cuando las podamos manipular las pelamos y troceamos. Picamos  los dientes de ajo muy pequeñitos o mejor los pasamos por un prensa ajos y los incorporamos a las patatas, ponemos el cilantro picado y las aliñamos con sal, vinagre y aceite de oliva, en ese orden, las movemos con cuidado para que todos los sabores se conozcan y se repartan bien.
Reservamos procurando que se mantengan templadas mientras freimos el pescado.
Así deben quedar las sardinas una vez maceradas, no más, al menos para mi como los boquerones en vinagre, si se pasan de macerado me resultan muy fuertes y pierden parte de su sabor tan rico.
Las escurrimos y las pasamos por harina de maíz.
Aquí tengo que hacer otro inciso:
 Tachán Tachán, acabo de descubrir la harina de maíz para el pescado, es genial, casi no se queda pegada y el rebozado es de 10, mucho más ligero que con la harina de trigo, más parecida a la de garbanzo pero aun más fina.
Freímos las sardinas en aceite de oliva bien caliente y las pasamos a un papel absorbente mientras terminamos con todas.
El color que toman con la harina de maiz no puede ser más bonito.
Servir poniendo las patatas templadas en el centro del plato y alrededor las sardinas o costillas como dicen los portugueses, bien escurridas.
Rodeando las patatas se impregna también del aroma del cilantro.
Hacia mucho tiempo que no comía un pecado frito que me gustara tanto.
Una vez más lo más sencillo se convierte en un plato de autentico lujazo.
A que os dan ganas de cojer una tan crujientita acompañada de una papita???


Nota: El cilantro aunque se parece al perejil no tiene nada que ver, si no se tiene costumbre puede parecer muy fuerte, por lo tanto mejor empezar por poco e ir probando, y la harina de maíz no es la Maicena que conocemos normalmente, es harina, la mia de la marca P.A.N  y comprada en Mercadona.

INMOBALIA - C/ CORRAL DE LOS OLMOS Nº 1 , 41015 - SEVILLA - TFN: 955 51 52 52 - INMOBALIA

Entradas populares

Archivo del blog

Espárragos

Berenjenas

Mayo 2014: La Trucha

Junio 2014 - Pasta

http://issuu.com/recetarioaragones/docs/la_pasta/9?e=4033801/8214383

Octubre 2014: Sardinas de Cubo

Alubias

ebook de invierno Recetario Mañoso

Recetas de Primavera 2015. Recetario Mañoso

Recetario de verano 2015 Recetario Mañoso

Otoño'15: Tenera de Aragón, Alubias y Chocolate

las recetas de invierno en el Recetario Mañoso

Recetario Mañoso de Primavera 2016

Invierno'17: El cocido y su reciclado