martes, 13 de marzo de 2012

La carne "Mechá" de mi madre con flanes de patatas y jamón

La carne que creo recordar hemos comido durante toda la vida en Noche Buena en casa de mis padres, aunque la receta se parece poco, como siempre la he tuneado un poco pero el resultado es igual de bueno.
Mi madre solía hacerla con cabeza de lomo en vez de la cinta de lomo pues esta le parecía excesivamente seca, tengo que decir que no queda seca en absoluto pero que a ella es que no le gustaba esa pieza para hacerla así y sin embargo a mi la cabeza de cerdo me parece demasiado grasienta para mi gusto aunque en consecuencia mucho más jugosa, y otra cosa que no recuerdo que le pusiera mi madre era zanahoria en la salsa, yo si se la pongo y le da un dulzor muy especial, en cualquier caso más fácil no puede ser, con cualquier pieza de carne, añadiendo zanahoria o no poniéndosela sale de puro pecado.
Otra cosa que no entiendo muy bien de esta receta es porque se llama carne mechá (mechada), esta es una técnica en la que se introducen trozos de tocino, jamón y alguna verdura dentro de la pieza de carne con una aguja mechadora para darle jugosidad y sabor a la carne y esta no lleva ná de ná dentro, pero ni falta que le hace.
Bueno vamos con la receta porque aunque muy fácil si es un poco larga la explicación, la he acompañado de unos flanes de patata y jamón, a continuación de la carne os pongo la recetita.

Ingredientes para 4 personas:
1 kg. de cinta de lomo
2 cebollas grandes
4 zanahorias grandes
2 dientes de ajo
1 litro de vino blanco
1 pastilla de caldo de carne o pollo
Sal y pimienta negra
Hierbas aromáticas (opcional)
Aceite de oliva
 
Lo primero que haremos es poner sal y pimienta recién molida en la tabla de trabajo y la repartiremos bien, también podemos añadir tomillo y romero picaditos y mezclarlo todo bien para que quede bien repartido.
Ponemos la carne encima y la hacemos rodar encima apretándola para que todo se quede adherido bien a la carne, hacerlo por todos los lados.
Ponemos una cucharada de aceite de oliva en la olla a presión, esperamos que se caliente bien y sellamos la carne hasta dorarla por todos los sitios procurando darle la vuelta con unas pinzas, nunca con un tenedor porque al pincharla por esos agujeritos se le escapan los jugos y eso hace que al cocinarla se seque y se endurezca.
Tiene que quedar perfectamente sellada y dorada.
Una vez que este bien sellada la sacamos a un plato y la reservamos tapada con un papel de aluminio.
En el mismo aceite de haber sellado la carne se pone toda la cebolla y los ajos cortado en juliana, no importa el tamaño porque luego lo vamos a triturar.
La rehogamos hasta que empiece a ponerse transparente.
En ese punto añadimos las zanahorias pelada y cortadas.
Lo hacemos todo junto el tiempo que haga falta hasta que la cebolla este caramelizada y la zanahoria muy hecha, mientras más rubio este todo más bonito el color de la salsa y mejor sabor tendrá, por lo tanto es cuestión de paciencia.
Cuando tengamos la verdura muy tostadita ponemos la carne que teníamos reservada y todo el jugo que haya soltado.
Ponemos la mitad del vino y la pastilla de caldo desmenuzado o entera como se prefiera.
Dejamos que rompa a hervir, añadimos el resto del vino y cerramos la olla. Pasada una media hora abrimos y comprobamos la carne con un palillo fino, si entra rápido ya estará hecha.
Volvemos a sacar la carne escurriéndola bien y la guardamos en papel de aluminio doble, la cerramos con cuidado y la guardamos en el frigorífico hasta la hora de consumirla.
Dejamos que la salsa se enfrié y la desgrasamos.
La pasamos por la batidora hasta que este muy fina y luego si queremos por un colador, no suele hacer falta porque al estar las verduras tan hechas se queda bien solo con la batidora, pero como todo va en gustos.
Cuando vayamos a comerla, la sacamos el frigo y en fría la cortamos muy finita, la emplatamos y la regamos con la salsa.
Así en fría esta deliciosa con una cervecita, como plato para una cena ó como aperitivo, da igual. 
En bocadillo es algo serio con el pan empapadito con la salsa.
Si se quiere comer caliente y como plato único, pondremos unas rebanadas de pan en un plato, (en mi caso estaba recién horneado y todavía caliente) y pasaremos las lonchitas de carne tapadas en el microondas durante un minuto para quitarles el frío.
Acomodamos las lonchas encima del pan y las regamos con la salsa muy caliente, esto lo podemos compañar con unos flanes de patatas y jamón.

Flanes de Patatas y jamón

Patatas cocidas ó restos de otras preparaciones
Taquitos de jamón
Leche
Huevos 
Sal

Batimos los huevos con la leche y los taquitos de jamón
Machacamos las patatas que en mi caso eran unas que tenia hechas al ajo pero que pueden ser a lo pobre, cocidas o incluso fritas,y las mezclamos con los taquitos de jamón la leche y los huevos. 
Lo batimos todo junto, rectificamos de sal teniendo cuidado porque el jamón ya tiene la suya y ponemos la mezcla en unos moldes de magdalenas, los de silicona vienen muy bien pues se pueden desmoldar recién hechos en caliente sin peligro de romperlos.
Lo metemos en el horno precalentado a 200º
 Dejamos que se hagan teniendo cuidado que no se pasen de cocción y queden jugosos pero doraditos por encima, se hacen muy rápidos.
Aunque he visto muchos diferentes estos son los más parecidos a los que tiene pubicados Aurora de "A comer y a callar"

Ormie the Pig. Es buenisimo

INMOBALIA - C/ CORRAL DE LOS OLMOS Nº 1 , 41015 - SEVILLA - TFN: 955 51 52 52 - INMOBALIA

Entradas populares

Archivo del blog

Espárragos

Berenjenas

Mayo 2014: La Trucha

Junio 2014 - Pasta

http://issuu.com/recetarioaragones/docs/la_pasta/9?e=4033801/8214383

Octubre 2014: Sardinas de Cubo

Alubias

ebook de invierno Recetario Mañoso

Recetas de Primavera 2015. Recetario Mañoso

Recetario de verano 2015 Recetario Mañoso

Otoño'15: Tenera de Aragón, Alubias y Chocolate

las recetas de invierno en el Recetario Mañoso

Recetario Mañoso de Primavera 2016

Invierno'17: El cocido y su reciclado